Otras 100 mujeres empoderadas en Salta

A fines de noviembre, las becarias de la Fundación Contemporánea cerraron el ciclo 2.015. Este año, otras 100 mujeres lograron completar los módulos de aprendizaje, empoderarse y desarrollar sus capacidades emprendedoras. Todas ellas cambiaron sus vidas. 

Fomentar el empoderamiento de la mujer es uno de los objetivos de la Fundación Contemporánea. En esta ONG se trabaja, entre otras cosas, para desarrollar programas de formación y capacitación; para articular acciones de cooperación con el sector público y privado; para fomentar el desarrollo local con perspectiva de género y para contribuir a la formación de una sociedad más inclusiva, más equitativa y más sustentable.

Así es como durante todo el último año, 100 mujeres distribuidas en 4 grupos distintos, separados geográficamente y de toda la ciudad, se capacitaron en empoderamiento y economía social solidaria y con todo éxito cerraron esos ciclos.

En la misma semana fueron las de San Benito y Floresta, las de Palmeritas y las de Atocha.

Todas ellas participaron de tres talleres que se dictaron dos veces por semana:

Uno fue el “Juana emprendedora”; en donde aprendieron a comprar, vender o financiarse económicamente desde sus propias capacidades y generando sus propios recursos.

En “Las mujeres también hicimos historia”; aprendieron de congéneres que a lo largo de sus vidas y en sus tiempos se transformaron a sí mismas y luego transformaron a su entorno.

Y finalmente, en el “Espacio Juanas”; experimentaron técnicas transpersonales para trabajar en auto valía y autonomía.

Un dato no menor es que todas esas mujeres, a pesar de pertenecer a otros grupos y a otras zonas de la ciudad, se conocen todas y funcionan en red. Participan de encuentros integradores que, además, son liderados por becarias egresadas en la edición anterior y en los que debaten sobre temas comunes, vinculados a diferentes tipos de violencia y a la capacitación en sus derechos.

“Trabajamos con mujeres de entre 18 y 70 años de edad, todas jefas de hogar o de núcleo y que tienen una idea de emprendimiento. La nuestra es una mirada humanitaria, integral y holística para la que nos apoyamos en la educación popular. Nosotras trabajamos en los barrios yendo al encuentro con las becarias, nos integramos, las conocemos, conocemos sus casas y ellas nos conocen a nosotras. Formamos equipo con mujeres que están en proceso de empoderamiento y en ese proceso nos empoderamos en nuestro trabajo como Fundación. Es un ida y vuelta”, explicó la presidenta de la ONG, Pamela Ares.