#MujeresDelBicentenario: Martina Silva de Gurruchaga, mujer de corazón decidido

Muchas mujeres del pueblo combatieron junto a Manuel Belgrano en el Ejército del Norte, y se sumaban a la lucha a cada paso que el General realizaba. Entre ellas estaba Martina Silva Gurruchaga. Nació en la ciudad de Salta, el 3 de noviembre de 1.790. Esta mujer de carácter, se casó con Don José Fructuoso de Gurruchaga, patriota salteño que acababa de regresar de España donde había trabajado generosamente con otros compatriotas para preparar la revolución que convulsionaría América. Martina puso todos los recursos de su familia al servicio del Ejército del Norte. Ella y su esposo donaron las telas y forjaron un mismo uniforme para todos los soldados.

Juntos planificaron una estrategia para preparar y equipar secretamente un ejército integrado por señoras patriotas de la ciudad y campesinos agricultores para auxiliar a Belgrano, cuando este llegara.

Este gesto permitió confundir al Ejército realista quien al ver la aparición de nuevas tropas que les venían por la espalda, abandonaron el campo de batalla sin disparar una sola bala.

En una carta de Belgrano a Martina, se puede apreciar su agradecimiento por la colaboración de esta mujer en la batalla: “Señora, si en todos los corazones americanos existiera la misma decisión que en el vuestro, el triunfo de la causa por la que luchamos sería más fácil”.

Falleció en Salta el 5 de marzo de 1.873, rodeada del cariño de su familia y del respeto de la sociedad salteña que perdió con ella a una virtuosa madre y a una ilustre patriota de los días gloriosos de la revolución.