#MujeresDelBicentenario: María Remedios del Valle, mujer valiente

En la ciudad de Buenos Aires, entonces capital del Virreinato del Río de la Plata, nace María Remedios.

Allí crece sufriendo una triple discriminación: por ser del pueblo, por ser mujer y por pertenecer a la raza negra. Sin embargo, su rebeldía pudo más, hasta encontrar su camino en la lucha por su patria. María Remedios participó en la defensa de Buenos Aires durante las Invasiones Inglesas. Además, en 1.810 se unió, junto a su marido y sus hijos, al Ejército del Norte que dirigía Manuel Belgrano. Allí luchó contra los españoles en la Campaña al Alto Perú y fue protagonista de la epopeya del Éxodo Jujeño de 1812. Participó también en las victoriosas batallas de Tucumán, en 1.812, y de Salta, en 1.813. En Tucumán, durante la que es considerada la victoria más importante en la Guerra de Independencia, María Remedios dio asistencia y ánimo a los soldados. Por todo esto, Belgrano la nombró Capitana del Ejército. En la derrota sufrida en Ayohuma, el 14 de noviembre de 1813, “La Capitana” fue herida de bala, tomada prisionera por los españoles y azotada, pero logró escapar y volvió a sumarse al ejército patriota. La trayectoria de “La Capitana” constituye un ejemplo de valentía. Habiendo sido herida en seis oportunidades, nunca se rindió y continuó luchando contra el enemigo español. Esta mujer, protagonista de tantos momentos importantes de la historia, presenció también, la jura a la bandera celeste y blanca. Murió en 1.847, en Buenos Aires.