,

“Economía feminista”: Mercedes D’Alessandro da la vuelta de página en Salta

Nota publicada por Diario El Intransigente

Mercedes D’Alessandro llega a Salta para presentar su libro “Economía Feminista” este martes 24, proponiendo un nuevo enfoque para mirar la realidad que nos interpela.

El rol dispar entre hombres y mujeres en el entramado social es un eje de debates que ya se ha instalado para no dar marcha atrás, enarbolando la bandera de igualdad y explorando nuevos senderos que buscan visibilizar derechos y obligaciones, un tanto borrosos ya, en una sociedad que ha naturalizado una forma de ser y hacer un tanto viciada, enferma e ilógica.

En esa búsqueda son grandes sus referentes y una de ellas es Mercedes D’Alessandro, quien hoy a las 17.30 horas, presentará su libro “Economía Feminista: cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour)”, en la Sala Walter Adet de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza, Belgrano 1002, al tiempo que será entrevistada por Itatí Carrique.

Mercedes, no sólo guarda diversas facetas como la de ser DJ y sacar fotos, sino que además es economista, nacida en Posadas, Misiones, vive actualmente en Nueva York, y es una de las fundadoras desde 2015 del sitio web que pisó fuerte en las redes sociales: www.economiafeminista.com, un sitio donde se analiza la economía con perspectiva de género proponiendo una mirada con lentes nuevos para invitar a la reflexión profunda y crítica de la realidad.

ElIntra.com.ar pudo conversar con ella, quien simpática y amable accedió a contarnos detalles de las páginas que se refugian en la presentación de su libro.

“La economía feminista data desde los años 80 con ya bastante producción académica, en todo caso  lo que hicimos con el grupo “economía femenita” donde yo participio  y con el cual  tenemos un sitio web, o sea un medio digital, es difundir contenidos relacionados a la economía con perspectiva de género. Lo que hacemos es tocar distintos aspectos de la vida cotidiana que tienen una dimensión económica por ejemplo, el acceso de las mujeres a la salud, los trabajos no remunerados y su distribución asimétrica, lo que hace que las mujeres dediquen  más tiempo a estos trabajos que tienen que ver con limpiar, barrer y cocinar hasta cuidar niños o ancianos  en hogares, etcétera.En argentina por ejemplo el 76% del tiempo que se dedican a estar tareas es un tiempo que lo dedican las mujeres y esto impacta en que después no  puedan tener un trabajo renumerado  o no puedan estudiar, no puedan acceder a otro tipo de actividad…terminan teniendo trabajos precarios porque no las contratan “full time” porque es la madre que está asignada a ese rol de cuidado de su hijo”, analiza en detalle Mercedes, dejando entrever que  su extensa trayectoria alberga experiencia y un conocimiento acabado de la realidad polémica y contrariada que nos atraviesa como sociedad.

“Con los años y gracias al movimiento “Ni una Menos” hay un montón de discusiones que se empezaron a abrir; si bien “Ni una menos” habla de la violencia machista y bueno la violencia física que es el extremos más fuerte del femicidio  propio de la desigualdad entre varones y mujeres, hay un montón de otras dimensiones que dan cuenta de esta desigualdad como la existencia de  los trabajos domésticos  no remunerados, los estereotipos, e incluso las brechas salariales ya que las mujeres  ganan menos por realizar los mismo trabajos que los hombres;  una serie de cosas que en la vida cotidiana parecen pasarnos desapercibidas pero que sin embargo, muestran que nuestra sociedad es una sociedad desigual y que hay mucho por hacer aún para estar a la par”, señala expandiendo la mirada y dando espacio a nuevas aristas dentro de un mismo debate que exige ponernos puntillosos, observadores, atentos y críticos en torno a lo que nos rodea.

El libro Economía feminista fue declarado “de interés social en el ámbito de la mujer” por la Legislatura porteña, proyecto del legislador Pablo Ferreyra. Fue declarado de Interés municipal por el Honorable Concejo Deliberante de Posadas (Misiones), proyecto de Natalia Gimenez y también en la ciudad de Rosario, mediando un proyecto de la concejala Norma López, diversos reconocimientos incluso internacionales que dotan de orgullo y sustento a esta entrega de una obra mayúscula que entrecruza en sus páginas las demandas de tantas mujeres a lo largo de la historia, cifras a nivel mundial, su realidad latinoamericana y no deja de lago la alarma argentina.

“El libro es una invitación a reflexionar, tiene muchísimas estadistas que le dan un marco,  cuantifican esas  cosas que tenemos como apenas “sensaciones” y además explora algunas de las propuestas y políticas públicas, ideas o movimientos que se desarrollan en otros países, que apuntan a resolver algunos de los problemas que se plantean desde la perspectiva de la economía feminista”, concluye Mercedes con ánimos de compartir su sabiduría con el humor, la dinámica y profesionalismo que la caracteriza.  

Siguiendo un extracto de su libro, damos vuelta algunas páginas y leemos: “Las mujeres han sido entrenadas durante siglos en las delicadas artes del cuidado del hogar y de otras personas, y todavía sienten eso como un mandato de su naturaleza, un atributo de la feminidad. “Yo me quedo en casa porque amo a mis hijos.” ¿Es que irse del hogar significa desamor? ¿Por qué nunca está en juego que quien se quede en la casa sea el padre?”.

Aún queda mucho para resolver y sin dudas la lectura invita a través de ella a ser curiosos agentes de cambio y a revolucionar las ideas entre páginas.